llamaradas de rojo se esparcen en el cielo descalzo,
puñal que abres un surco en el destierro del alma,
puñal de acero, puñal de hielo,
llamaradas de rojo que se esparce
y el puñal todavía es hierro,
llamaradas de rojo que se esparce
y el cielo aún sin tu credo..